"¿Nos está volviendo locos vivir en la ciudad?"
Los seres humanos nos encontramos en una situación actual un tanto complicada tratándose de nuestra forma y calidad de vida en las grandes ciudades. Con un porcentaje de 50% personas del total de la población mundial viviendo actualmente en las ciudades, el mundo y sus grandes selvas de concreto, esperan que para el año 2050, este porcentaje crezca a 70%, lo que quiere decir que cada vez seremos más habitantes en un espacio reducido lleno de coches, edificios, construcciones y mucha, mucha gente.
Estudios recientes de la universidad de McGill en Canada, haciendo mapas visuales del cerebro de aquellos que somos víctimas de la estrenaste vida en la ciudad, han demostrado que somos más propensos a adquirir o desarrollar enfermedades o trastornos psiquiátricos como esquizofrenia y depresión, además de estrés crónico. También apuntan que los niños criados en ciudades tienen el doble de probabilidades de desarrollar esquizofrenia temprana, lo cual ha causado mucha incertidumbre y preocupación por parte de los científicos y médicos a cargo de la investigación.
El director del centro de investigación de la Universidad de McGill, Jens Pruesser, resalta de estos estudios, que aún después de salirte de la ciudad y mudarte a algún sitio un poco menos estresante, tienes altas probabilidades de seguir sufriendo de estos trastornos psicológicos, ya que vivir en la ciudad afecta a dos partes distintas del cerebro. Esta investigación nos apunta en una nueva dirección, en donde estén conectadas las Ciencias Sociales, Ciencias Neurológicas y Política Pública para poder responder y darle una solución a este enorme problema con el que nos enfrenta la urbanización masiva.Hace unos días, el gobierno de Austalia, lanzó una iniciativa para invitar a habitantes de las grandes ciudades de este país, a mudarse a su campiña o alrededores, se trata de una iniciativa del Partido Nacionalista de Australia y afirma que todos los habitantes que se muden al campo, recibirán un pago de cinco mil euros.Esta es una solución que, sin duda, podría ayudar mucho y mejorar la vida en grandes ciudades, pero habría también que pensar quienes de nosotros estamos dispuestos a dejar nuestra vida en la ciudad, por más que nos ofrezcan algo a cambio, por lo menos pienso que en México este tipo de soluciones es imposible al enfrentarnos con un sistema de transporte público ineficiente. Habrá que ver los resultados de estos estudios y la respuesta de la gente en Australia, y si no de plano esperar un poco para que nos llegue una pastilla anti-estres que nos alivie un poco la locura que implica vivir en la ciudad.Fuente: Culturewav.esPost de @rodacaca

"¿Nos está volviendo locos vivir en la ciudad?"

Los seres humanos nos encontramos en una situación actual un tanto complicada tratándose de nuestra forma y calidad de vida en las grandes ciudades.
Con un porcentaje de 50% personas del total de la población mundial viviendo actualmente en las ciudades, el mundo y sus grandes selvas de concreto, esperan que para el año 2050, este porcentaje crezca a 70%, lo que quiere decir que cada vez seremos más habitantes en un espacio reducido lleno de coches, edificios, construcciones y mucha, mucha gente.


Estudios recientes de la universidad de McGill en Canada, haciendo mapas visuales del cerebro de aquellos que somos víctimas de la estrenaste vida en la ciudad, han demostrado que somos más propensos a adquirir o desarrollar enfermedades o trastornos psiquiátricos como esquizofrenia y depresión, además de estrés crónico. También apuntan que los niños criados en ciudades tienen el doble de probabilidades de desarrollar esquizofrenia temprana, lo cual ha causado mucha incertidumbre y preocupación por parte de los científicos y médicos a cargo de la investigación.


El director del centro de investigación de la Universidad de McGill, Jens Pruesser, resalta de estos estudios, que aún después de salirte de la ciudad y mudarte a algún sitio un poco menos estresante, tienes altas probabilidades de seguir sufriendo de estos trastornos psicológicos, ya que vivir en la ciudad afecta a dos partes distintas del cerebro.
Esta investigación nos apunta en una nueva dirección, en donde estén conectadas las Ciencias Sociales, Ciencias Neurológicas y Política Pública para poder responder y darle una solución a este enorme problema con el que nos enfrenta la urbanización masiva.

Hace unos días, el gobierno de Austalia, lanzó una iniciativa para invitar a habitantes de las grandes ciudades de este país, a mudarse a su campiña o alrededores, se trata de una iniciativa del Partido Nacionalista de Australia y afirma que todos los habitantes que se muden al campo, recibirán un pago de cinco mil euros.
Esta es una solución que, sin duda, podría ayudar mucho y mejorar la vida en grandes ciudades, pero habría también que pensar quienes de nosotros estamos dispuestos a dejar nuestra vida en la ciudad, por más que nos ofrezcan algo a cambio, por lo menos pienso que en México este tipo de soluciones es imposible al enfrentarnos con un sistema de transporte público ineficiente.

Habrá que ver los resultados de estos estudios y la respuesta de la gente en Australia, y si no de plano esperar un poco para que nos llegue una pastilla anti-estres que nos alivie un poco la locura que implica vivir en la ciudad.

Fuente: Culturewav.es
Post de @rodacaca